Páginas vistas en total

domingo, 30 de enero de 2011

Playa de Mogor, Marín (Pontevedra). Grabados del pasado.

A pocos kilómetros del pueblo pesquero de Marín tenemos una zona bonita de playas,hay una en especial que es la llamada Playa de Mogor, encima de esta se encuentra grabado sobre las roca, uno de los petroglifos más reproducidos y analizados de toda Galicia. Su estado de conservación es óptimo, llamado "Laberinto de Mogor". En las cercanías decenas de grabados rupestres se nos muestran esparcidos sobre las rocas. A la gran roca, llamada "Pedra dos Mouros", es donde está el mayor número de petroglifos, también hay otra que recibe el nombre de "Pedra dos Campiños".



Cronológicamente dichos grabados datan aproximadamente del 2000 a.C, es decir, en pleno neolítico. En el mismo, aparecen motivos diversos, aunque el principal es la famosa forma de laberinto, que ha traído a los historiadores múltiples quebraderos de cabeza sobre la interpretación de dichos grabados. Respecto al significado de estos enigmáticos grabados esculpidos sobre las rocas al aire libre hay varias teorías; Debemos tener en cuenta que los Laberintos de Mogor tienen gran semejanza con otros similares encontrados en la isla de Wier (Laponia), así como en Gothland (Finlandia), en Islandia y en Cornualles. Esto nos lleva a pensar que probablemente todos provienen de un mismo pueblo navegante y con ansia de colonizar todo el oeste europeo.Según Fernández Gil, gran estudioso del tema, el simbolismo era rendir homenaje al héroe Teseo, que según las leyendas, dió muerte al terrible minotauro dentro de el laberinto en el palacio de Knossos. Llegó a esta conclusión pues habiendo analizado el dibujo,  lo encontró análogo al que figura en las monedas de Knossos (civilización Minoica).



En cambio, el doctor Pericot los interpreta como otra derivación del arte rupestre, tales como podían ser las pinturas de Altamira.Otra de las muchas hipótesis es la del doctor Jesús Carballo que sostiene que son obra de primitivos celtas y tienen por origen el culto a los muertos constituyendo una de las mejores pruebas de la cultura de los túmulos. Sin embargo el Doctor Ferro Couselo afirma que no eran otra cosa que marcas territoriales o delimitaciones meramente comerciales. Es muy difícil posicionarse hacia una teoría y desechar otra ya que todas están argumentadas con buenas hipótesis se puede creer que en todas hay algo de razón, podrían ser marcas limítrofes pero ¿por qué no habrían de valer de homenaje a dioses o héroes de aquel entonces?. Estamos hablando de grabados con una antigüedad de 4500 años. Dos especialistas también descubrieron que en los grabados existían restos de cuatro colores, dos tipos de rojo, un blanco y un azul , esto nos da una idea del buen estado de conservación de los mismos.



Todas las imágenes están protegidas por derechos de autor y con un sistema de búsqueda en caso de utilización de terceras personas sin consentimiento o permiso alguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario